<
¡Regístrate ahora! Login Password

Estación Inalambrica Radio

<

Estación Inalambrica Radio<

Videoteca


los amigos invisibles yo no se

Buzz News

  • La Primera Edición del Hop Festival Venezuela llega a la Plaza Alfredo Sadel del 11 al 13 de noviembre
  • La Real Academia debuta con el EP Fundada en 1988
  • Zombies NO presenta el incisivo videoclip de Biometría en la Granja
  • Se celebró el Festival de Jazz del Hatillo a través de la #LaRutaPampero
  • Willbert Álvarez lanza nuevo videoclip Billetes a Ultramar”
  • Reyes Lanza el video clip de Sra María Rosa
  • Regresan los Premios Union Rock Show en su sexta edición
  • Boston Rex incursiona en el mundo del cine
  • TALLER DE PERIODISMO MUSICAL Biblioteca Los Palos Grandes
  • La Abuela Disco lanza oficialmente Generador


  • <
    Estación Inalambrica Radio<



    Discos
    A weekend in the city - Bloc Party

    A weekend in the city - Bloc Party

    06 de Marzo de 2007, 12:12 am

    Por sir william padrón - sirwilliam(arroba)oidossucios.com


    La banda liderada por Kele Okelele regresa para sorprendernos con un segundo álbum evidentemente alejado de su debut Silent Alarm. Nada de continuaciones, adiós a la diversión y las baterías veloces que revelaban su pasión por el postpunk. Bloc Party ha marcado su terreno con esta placa, un compendio de canciones nada digeribles y que advierte la promesa de su vocalista en reformar la nueva oleada del british rock que nada tiene que ver con Oasis, Coldplay o Travis.

    La carga política se incrementa conscientemente y ataca directamente a quienes tienen las riendas del mundo. Hay críticas directas contra el racismo y la xenofobia ya que Inglaterra luego del 7/7 se ha vuelto más cuidadosa, los inmigrantes han sentido el cambio y cómo no incluir a quienes descendien de Nigerianos (Kele Okelele).

    A weekend in the City sin embargo tiene momentos oscuros, intensos, optimistas, refleja parajes de un ciudad intensa y emotiva. Quizás como dicen las primeras líneas que abren el disco “Estoy tratando de ser heróico en una era de modernidad” (I am trying to be heroic, in an age of modernity) - podría ser la misión de esta banda en tiempos inestables, tensos, donde Bloc Party parece buscar un nuevo comienzo musical.

    El disco fue producido por Jacknife Lee (U2, Editors, Snow Patrol, Kasabian).

    A Favor: El cambio osado en la dirección musical tiene su premio. Su intro “Song For Clay”, similar al muy bien logrado Origin of Simetry de Muse, marcan el camino de este álbum.

    Este trabajo es para sentarse a esbozar con placer, atendiendo la madurez de la banda. “Haunting Witches”, -dedicado a la paranoia existente luego de los atentados en Londres-, The Prayer – himno de estadio sobre una base dancefloor y palmas ochentonas de urgencia estimulante-, Uniform –introspectiva, reflexiva y con un arrebato discopunk con riffs sórdidos típicos de la banda-, aún mantienen esa carga musical energética, desfachatada y vertiginosa.

    Matt Tong sigue demostrando su habilidad en la batería, aunque la velocidad haya sido sacrificada. Temas como “Sunday”, una de esas canciones para el “ratón” que, aún sumergido en los excesos del día anterior te parece celestial, con su coro: “Te amo en la mañana aunque aún tengas resaca”, se aprecian, aunque normalmente no provoca oír música después de la rumba, pero esta parece ideal.

    Por ser un disco maduro como si arrancara desde “This Moder Love” (Silent Alarm), muy parecido al final de una película de Danny Boyle, así se percibe A Weekend in the City. Guitarras armoniosas de la mano de Russel Lissack, riffs urgentes, perforadores y creativos como la nostálgica y atormentada “Where is home”, una critica directa al racismo, dedicada al estudiante Christopher Alaneme asesinado a puñaladas por skinheads en el pueblo de Kent.

    La línea del bajo se mantiene firme como su antecesor gracias a la integridad y serenidad de un Gordon Moakes capaz de aferrarse a la idea compositiva original tanto en el disco como en tarima, donde Bloc Party ha tenido sus criticas negativas.

    En Contra: Si antes Bloc Party tuvo que vivir con la sombra de Franz Ferdinand o Gang Of Four, esta vez, su idea de canciones de estadios como “Kreuzberg”, “I still remember” o “SXRT”, le acercan a U2 tratando de convencer a la multitud de que la vida te enseña y que podemos cambiar la depresión mientras hacen su transición bajo la influencia de The Cure.

    El debut de Bloc Party fue magistral, este disco es bueno, pero jamás como lo fue Silent Alarm, dos historias diferentes donde la banda va a tener que lidiar con esa doble personalidad juguetona, alegre, veloz vs la introspección, reflexión y el síndrome de madurez musical políticamente correcto.

    Veredicto: Agudo, amargo, etéreo, oscuro y difícil de digerir, pero placentero cuando le agarras el pulso, así se presenta este Weekend in the City. Es un disco que intenta lidiar con el abuso de drogas, inmigración, las bombas en Londres, el racismo, el modo de vida Black British, la homosexualidad y la crítica a la subcultura juvenil acompañado del sexo casual.

    Las guitarras se conservan bajo la necesidad de explicar historias londinenses y cosmopolitas en un marco sonoro alentado por samplers y letras meditabundas. Es una dirección menos complaciente cargada de la intención de germinar el talento compositivo de esta banda, que por supuesto lo tiene.

    Puntuacion