<
¡Regístrate ahora! Login Password

Estación Inalambrica Radio

<

No te engoriles<

Videoteca


corrientes - lebronch

Buzz News

  • La Primera Edición del Hop Festival Venezuela llega a la Plaza Alfredo Sadel del 11 al 13 de noviembre
  • La Real Academia debuta con el EP Fundada en 1988
  • Zombies NO presenta el incisivo videoclip de Biometría en la Granja
  • Se celebró el Festival de Jazz del Hatillo a través de la #LaRutaPampero
  • Willbert Álvarez lanza nuevo videoclip Billetes a Ultramar”
  • Reyes Lanza el video clip de Sra María Rosa
  • Regresan los Premios Union Rock Show en su sexta edición
  • Boston Rex incursiona en el mundo del cine
  • TALLER DE PERIODISMO MUSICAL Biblioteca Los Palos Grandes
  • La Abuela Disco lanza oficialmente Generador


  • Toolbar de OidosSucios.Com
    <
    Estación Inalambrica Radio<



    TV y Cine

    Silent Hill Revelations: porque a veces las segundas partes valen la pena

    27 de Febrero de 2013, 02:03 pm



    La ecuación a resolver es complicada. Primero: el terror es uno de los géneros más subvalorados en el cine. Además, es muy complicado de hacer por columpiarse en ese delgado linde entre el susto de muerte y la risa ridícula. No es casualidad que en las últimas décadas podamos contar con  los dedos de las manos (y nos sobran) la cantidad de películas que nos han asustado de verdad. Segundo: es terriblemente difícil adaptar la historia de un videojuego, todavía más enrevesado cuando es una franquicia de culto. Tercero: tomar todos los elementos anteriores, crear una película exitosa como Silent Hill (2007), y hacer una segunda parte que funcione como su predecesora. El resultado es irregular, pero sorprende. A pesar de sus baches y contra todo pronóstico Silent Hill Revelations es una digna secuela.

    Lejos de carecer de continuidad como los videojuegos, Silent Hill Revelations sigue el mismo hilo narrativo que la anterior, pero muchos años después. Nos volvemos a encontrar con Sharon (Adelaide Clemens) quien logró escaparse de Silent Hill (epílogo que muestran comenzando la película, atando cabos sueltos de su predecesora) y con su padre Harry (Sean Bean, el actor que siempre interpreta personajes que mueren), quienes viven mudándose de un lado a otro y cambiando de identidad para huir de la secta que persigue a Sharon para regresarla a Silent Hill. Como era de esperarse, los papeles se invierten y es ahora Harry el que es atrapado por el pueblo fantasma, obligando a Sharon a volver para enfrentarse a la secta que desea sacrificarla y a su lado maligno: Alessa.

    Silent Hill Revelations logra lo que muy pocas películas de terror hacen: angustiarte durante más de una hora, llenar tu psique de imágenes terribles (las enfermeras sin rostro que atacan y gimen al escuchar ruidos, la araña hecha con cabezas de maniquíes, gente con la cara cosida, paredes que se despellejan, por nombrar algunos) haciendo que el verdadero miedo lo experimentes al irte a dormir. Su propuesta narrativa y visual obedece muchísimo a la puesta en escena del videojuego, desde la interacción de la protagonista con su entorno hasta momentos y elementos dentro de la historia. A pesar de esto, aquellos que no están familiarizados con la franquicia podrán disfrutarla sin problema (pero si eres gamer la película tendrá otra capa de lectura para ti). Michael J. Bassett gana puntos como Director su estética es más oscura y creepy que la primera, pero pierde como guionista al tener un film con ritmo irregular (la historia, al igual que la precuela, sería desarrollado por Roger Avary, pero este cayó preso y el guión pasó a manos del Bassett). Aunque el guionista padre de la franquicia (creador junto con Tarantino de Reseirvor Dogs y Pulp Fiction) dejó a medias su segundo hijo, la puesta en escena sólida de Bassett la rescató.

    A favor: para ser una secuela, es buena. Mantiene la atmósfera creepy de su predecesora y, por momentos, la supera. La grata sorpresa de ver a Malcolm McDowell y Carrie-Anne Moss en pantalla, aunque por breve tiempo.

    En contra: para disfrutarla por completo tienes que haber visto la primera. La película pierde fuerza durante muchos ratos por querer explicar cosas que, realmente, poco importan. El 3D no es gran cosa.

    Veredicto: Silent Hill Revelations no es la típica película de terror que te asusta cada 5 minutos, es una experiencia que se complementa con su puesta en escena creepy. Su atmósfera es única y difícilmente replicable. Jugar con la ambiguedad de su precuela (y del juego) la hubiese elevado. Si Silent Hill tiene 4/5 en la escala del terror (siendo películas como El fotógrafo, Juon o El exorcismo de Emily Rose 5/5), su secuela se lleva un 3/5. A pesar de eso, la recomiendo.