<
¡Regístrate ahora! Login Password

Estación Inalambrica Radio

<

Estación Inalambrica Radio<

Videoteca


caramelos de cianuro - las estrellas

Buzz News

  • La Primera Edición del Hop Festival Venezuela llega a la Plaza Alfredo Sadel del 11 al 13 de noviembre
  • La Real Academia debuta con el EP Fundada en 1988
  • Zombies NO presenta el incisivo videoclip de Biometría en la Granja
  • Se celebró el Festival de Jazz del Hatillo a través de la #LaRutaPampero
  • Willbert Álvarez lanza nuevo videoclip Billetes a Ultramar”
  • Reyes Lanza el video clip de Sra María Rosa
  • Regresan los Premios Union Rock Show en su sexta edición
  • Boston Rex incursiona en el mundo del cine
  • TALLER DE PERIODISMO MUSICAL Biblioteca Los Palos Grandes
  • La Abuela Disco lanza oficialmente Generador


  • Toolbar de OidosSucios.Com
    <
    Estación Inalambrica Radio<



    TV y Cine

    (Crítica) Mi villano favorito 2: cuando los minions toman el poder

    15 de Julio de 2013, 02:53 pm



    Las secuelas siempre poseen el estigma de ser inferiores a sus predecesoras. Muchas veces el problema radica en la repetición de la formula pasada por no querer desdibujar el espíritu primigenio de la historia. El reinventarse viene con el riesgo de destruir la semilla original y sepultar por completo el material para hacer una saga. Para el disfrute de muchos, Mi villano favorito 2 cambia por completo su estilo en comparación a la primera entrega, pero arrojando un saldo sumamente positivo a su favor lo que la coloca en la lista de las películas más divertidas de este año.

    La historia comienza con un Gru regenerado, lejos de ser el villano de la primera película, ahora es un padre de familia dedicado a sus tres hijas adoptivas y que planea ganarse la vida de una forma digna (haciendo mermeladas que a nadie le gustan). Todo parece ser paz y tranquilidad, hasta que un día Gru es contactado por la agente Lucy de la liga anti-villanos para que preste sus servicios como agente encubierto y así conseguir un suero sumamente peligroso que fue robado por otro villano. Un argumento que sería completamente flojo pero que gana poder al apoyarse en la comedia física de los minions y en su protagonismo dentro de la trama. Además, las cosas se complican gracias a un par de  subtramas que le dan más profundidad a esta nueva etapa en la vida de Gru (que ya no es en absoluto malo y está entregado por completo a la paternidad).

    Una historia completamente sencilla se eleva al cambiar el centro de atención (que era Gru) para apoyarse en un recurso que causó furor en la primera entrega y que se explotó por completo en la segunda: los minions. Las adorables criaturas amarillas, ayudantes de Gru en la predecesora, son ahora no sólo el mayor divertimento de la película si no parte vital de la trama principal de la historia. De hecho, el encanto de Mi villano favorito 2 reside en que casi la mitad de la película son pequeños sketchs de comedia física que realizan los minions. El largometraje regresa a las raíces de la comedia sencilla pero efectiva, recordándonos a los fanáticos de las películas animadas que a veces hace falta reírse sin complicarnos la vida en reflexiones.

    Lo mejor: Los minions y toda la comedia física que realizan, ellos se roban la película por completo. Las subtramas que posee la historia (como el cuento entre Lucy y Gru, el romance de Margo y la ausencia materna de Agnes) le dan algo de profundidad a toda la diversión que la trama principal plantea.

    Lo malo: No posee la complejidad ni profundidad de la primera (donde observamos una metamorfosis más importante en el personaje de Gru y nos conmovemos por ciertos comentarios que hacen las niñas huérfanas). Si se compara con otros trabajos animados de Dreamworkses una película superflua. El 3D no es gran cosa.

    El veredicto:
    Mi villano favorito 2, a pesar de no ser tan profunda como su predecesora, la supera en diversión. Su gran acierto reside en reinventarse al transformar a los minions en protagonistas y sacar el máximo provecho de sus payasadas. Si la primera entrega tiene 4/5, su predecesora ostenta un 4.5/5.