<
¡Regístrate ahora! Login Password

Estación Inalambrica Radio

<

No te engoriles<

Videoteca


lo que nos hace mal - oficial music video .mov

Buzz News

  • La Primera Edición del Hop Festival Venezuela llega a la Plaza Alfredo Sadel del 11 al 13 de noviembre
  • La Real Academia debuta con el EP Fundada en 1988
  • Zombies NO presenta el incisivo videoclip de Biometría en la Granja
  • Se celebró el Festival de Jazz del Hatillo a través de la #LaRutaPampero
  • Willbert Álvarez lanza nuevo videoclip Billetes a Ultramar”
  • Reyes Lanza el video clip de Sra María Rosa
  • Regresan los Premios Union Rock Show en su sexta edición
  • Boston Rex incursiona en el mundo del cine
  • TALLER DE PERIODISMO MUSICAL Biblioteca Los Palos Grandes
  • La Abuela Disco lanza oficialmente Generador


  • <
    Estación Inalambrica Radio<



    TV y Cine

    (Crítica) "Carrie": cuando no podemos separarnos de la fuente original

    30 de Octubre de 2013, 02:02 am



    En una época llena de remakes y falta de originalidad, es complicado no tener prejuicios con cuanta película se atreve a revivir un clásico. Carrie no es la excepción. Su versión original, dirigida magistralmente por Brian De Palma (director de culto recordado por películas como Scarface o The Untouchables), se transformó rápidamente en uno de los hitos del cine de terror. Más allá de su puesta en escena, Carrie exploró los principales miedos e inseguridades de los adolescentes (la sexualidad, la religión, la maduración y, sobre todas las cosas, la aceptación social), siendo de estas películas que más allá de asustarte te dejan perturbado por un buen tiempo. La nueva versión, cortesía de Kimberly Peirce, actualiza los códigos de su predecesora, pero no tiene el impacto de la original al no tomar mayores riesgos en su puesta en escena.

    Al igual que la versión de 1976, Carrie está basada en la novela homónima se Stephen King (historia que, dicho sea de paso, lo catapultó a la fama) y narra la vida de la joven Carrie White (Chloe Grace Moretz) una chica que no termina de encajar en su colegio. Carrie es tímida,  inocente, insegura,  solitaria, se viste mal y es considerada por todos sus compañeros de clases una freak. La historia comienza cuando Carrie tiene su primer período menstrual en las duchas de su colegio y entra en pánico al no entender qué sucede. Lejos de ayudarla, sus compañeras comienzan a burlarse de ella mientras que Carrie no para de llorar confundida y asustada, hasta que es rescatada por su profesora de educación física quien termina reprendiendo a sus compañeras lo cual le ganará a Carrie una terrible enemiga. Por si fuera poco, su madre (Julianne Moore) es una católica completamente ortodoxa y loca que trata a Carrie como si fuese una bruja, castigándola y obligándola a orar a cada instante. Todo parece ir mal en la vida de Carrie hasta que descubre que posee poderes telequinéticos y comienza a intentar dominarlos lentamente. Lo que Carrie ignora es que su principal fortaleza podría transformarse en una verdadera maldición.

    Carrie era un remake que tarde o temprano iba a suceder por la sociedad en la que vivimos. Lastimosamente, se quedó a medio camino al ser una copia al carbón de su predecesora. De hecho, los momentos grandes de la película son en los que su realizadora se separa de la original (cosa complicada cuando uno de los guionistas del film es el mismo que escribió la versión del 76). De haber tomado la premisa principal y hacerle un par de cambios radicales hubiese sido un film de éxito (algo parecido a lo que ocurrió con el remake de Evil Dead). No es una mala película, pero es de estas que la gente fácilmente olvida. Una verdadera pena viniendo de un material que otrora se quedará impregnado para siempre en la mente de una generación.

    Lo mejor: la actuación de Chloe Grace Moretz y Julianne Moore, ambas le suman muchísimo a la película. Todo el tema del bullying es mucho más fuerte (y actualizado) que en la original. Gracias a ella muchos conocerán la versión de Brian De Palma (y eso ya es una victoria).

    Lo malo: los efectos especiales por momentos se ven de mala calidad, lo que la hace parecer una película de bajo presupuesto. Como ya nos sabemos el cuento, sorprende poco. La venden como si fuese una película de terror y dista mucho de serlo lo cual decepcionará a muchos.

    Veredicto: revivir una película como Carriehoy en día es algo pertinente con todo el tema del bullying sobre el tapete. Lastimosamente, su puesta en escena está tan apegada a la original que el tema se diluye y no logra impactar como debería. A pesar de eso, no está tan mal. Le doy 3/5.