<
¡Regístrate ahora! Login Password

<

No te engoriles<

Videoteca


prometer - levitico

Buzz News

  • La Primera Edición del Hop Festival Venezuela llega a la Plaza Alfredo Sadel del 11 al 13 de noviembre
  • La Real Academia debuta con el EP Fundada en 1988
  • Zombies NO presenta el incisivo videoclip de Biometría en la Granja
  • Se celebró el Festival de Jazz del Hatillo a través de la #LaRutaPampero
  • Willbert Álvarez lanza nuevo videoclip Billetes a Ultramar”
  • Reyes Lanza el video clip de Sra María Rosa
  • Regresan los Premios Union Rock Show en su sexta edición
  • Boston Rex incursiona en el mundo del cine
  • TALLER DE PERIODISMO MUSICAL Biblioteca Los Palos Grandes
  • La Abuela Disco lanza oficialmente Generador


  • <
    Estación Inalambrica Radio<



    TV y Cine

    (Crítica) "Gravity": lo complejo de un argumento sencillo

    05 de Noviembre de 2013, 10:41 am



    De todos los géneros cinematográficos, sin duda alguna, la ciencia ficción es de los más complicados de producir. Más alláde requerir una propuesta visual sólida, la mayoría de las grandes películas del género han necesitado de adelantos tecnológicos únicos y que muchas veces han sido creados exclusivamente para la realización del film. Desde los clásicos como Odisea 2001, Star Wars, Blade Runner,Alien, hasta los contemporáneos Avatar, Star Trek y Tron, gracias al avance de los efectos especiales se han creado universos narrativos completamente nuevos. No olvidemos que gran parte del atractivo de este género reside en la capacidad de hacerle experimentar al espectador un mundo que les completamente ajeno, no sólo en su argumento si no también en su puesta en escena. Gravity logra esto con creces, retratando el espacio (y su física) como nunca antes se había hecho, acompañado de una historia aparentemente simple, pero bastante profunda.

    El argumento de Gravityes muy sencillo de resumir, pero complicado de desarrollar. La doctora Ryan Stone (Sandra Bullock) es una ingeniera especializada en medicina que estáen su primera misión espacial. A ella la acompaña el veterano astronauta Matt Kowalski (George Clooney), quien se encuentra en su última misión. En una inspección de rutina, mientras que Stone repara un satélite y Kowalski la apoya, son atacados por una lluvia de residuos que destroza por completo el lugar en el que se encuentran, quedando a la deriva, incomunicados y en el medio de la nada. Ambos luchan contra la gravedad para mantenerse juntos mientras que deben economizar su oxigeno hasta poder llegar a la siguiente estación espacial para así poder salvarse. Durante todo el trayecto, Stone reflexiona acerca de su vida, sus miedos y la posibilidad de morir en el medio del espacio completamente sola.

    Más allá de lo simple que pueda sonar la historia de Gravity, su profundidad y niveles de lectura la hacen una película más compleja de lo que parece. A pesar de desarrollarse en el espacio, es una película completamente minimalista e intimista; además, está llena de guiños y homenajes a otras grandes películas del género, agregando un valor especial a su puesta en escena (que ya de por si es alucinante). La propuesta visual de Alfonso Cuarón (Y tú mamá también,Children of Men) es algo completamente novedoso, característica difícil de cumplir en este género. Cuarón hizo un trabajo exhaustivo de investigación para recrear la atmósfera del espacio, al ser la física del mismo la principal enemiga de sus protagonistas. Tal es el punto de detalle que Cuarón estuvo 4 años con la preproducción detenida esperando que se desarrollara la tecnología necesaria para poder filmar con la verosimilitud necesaria que requería su argumento. La espera valió la pena pues Gravity pasa a ser de lo mejor de su filmografía y del género en el que se enmarca. Es como la versión agorafóbica de Buried: pura tensión de principio a fin.

    Lo mejor: la actuación de Sandra Bullock y el carisma de George Clooney. La música como elemento narrativo a falta de sonido en el espacio. La puesta en escena es algo único. Nunca pierde el ritmo. Las referencias a Kubrick, la fe y la cultura pop.

    Lo malo:
    no poder verla en IMAX (definitivamente, sería otro tipo de película de poder apreciarla como fue concebida). El par de momentos en tono de autoayuda cuando la trama se complica. Hay un par de errores de índole físico dentro de la puesta en escena.

    Veredicto:
    Gravity, sin duda alguna, es de lo mejor del 2013; además, pasa a la lista de referentes de la ciencia ficción contemporánea. Su argumento parecía imposible de desarrollar más allá de un corto, pero Cuarón lo logró y con honores. Le doy 4.5/5