<
¡Regístrate ahora! Login Password

Estación Inalambrica Radio

<

No te engoriles<

Videoteca


los amigos invisibles - gerundio

Buzz News

  • La Primera Edición del Hop Festival Venezuela llega a la Plaza Alfredo Sadel del 11 al 13 de noviembre
  • La Real Academia debuta con el EP Fundada en 1988
  • Zombies NO presenta el incisivo videoclip de Biometría en la Granja
  • Se celebró el Festival de Jazz del Hatillo a través de la #LaRutaPampero
  • Willbert Álvarez lanza nuevo videoclip Billetes a Ultramar”
  • Reyes Lanza el video clip de Sra María Rosa
  • Regresan los Premios Union Rock Show en su sexta edición
  • Boston Rex incursiona en el mundo del cine
  • TALLER DE PERIODISMO MUSICAL Biblioteca Los Palos Grandes
  • La Abuela Disco lanza oficialmente Generador


  • Toolbar de OidosSucios.Com
    <
    Estación Inalambrica Radio<



    TV y Cine

    (Crítica) "Escándalo americano": el fino arte de reinventarse

    28 de Enero de 2014, 12:33 am



    Ser Director de cine es complicado. Tener una estética propia que sea fácilmente identificable para el público (como Tim Burton, Quentin Tarantino, Wes Anderson, por nombrar a contemporáneos famosos) es todavía más difícil. Reinventar esta estética y hacer una película que se salga de la zona de confort habitual del director a un terreno que le es incierto es algo que se aplaude. Este es el caso de David O. Russell en Escándalo americano, quien hace un film que dista mucho del ritmo violento de sus predecesoras (El luchador y El lado bueno de las cosas), pero que sigue poseyendo el corazón del realizador. O. Russell nos cautiva con una puesta en escena clásica, un soundtrack nostálgico, actuaciones memorables y un guión tan enrevesado que desde el primer plano hasta el último nos mantiene desorientados en su desarrollo. Personajes que vagan de un lado a otro, se dicen verdades a través de mentiras y que se reinventan constantemente (al igual que el director del largometraje) para sobrevivir.

    Esc
    ándalo americano cuenta la historia de dos estafadores, Irving Rosenfeld (Christian Bale) y Sydney Prosser (Amy Adams), que viven un apasionado romance embaucando a la gente como gestores de prestamos y contrabandeando arte falso. Todo es felicidad para ellos, hasta que un día son atrapados en plena estafa por el agente del FBI Richie DiMaso (Bradley Cooper). Irving y Sidney terminan negociando con DiMaso para salir bien librados de todo el asunto, ofreciéndole su ayuda a la policía para atrapar a criminales como ellos. Los problemas comienzan cuando DiMaso pasa de querer capturar ladrones de poca monta a ir tras políticos y mafiosos, poniendo en riesgo su vida y la de la pareja que lo ayuda. En todo este proceso entran en juego piezas claves que complican la trama todavía más: la esposa de Irving, Rosalyn Rosenfeld (Jennifer Lawrence), una mujer joven y hermosa pero sumamente inestable sentimentalmente y el Mayor Carmine Polito (Jeremy Reener), un político que sólo desea el bien de su comunidad y con quien Irving establece una amistad que le dificultará su tarea de traicionarlo y entregarlo a la policía.

    El éxito de Escándalo americano recae sobre sus personajes y la caracterización de los mismos. Las actuaciones de la película son memorables, no sólo por tener en el papel personajes inolvidables, complejos y empáticos, si no por la relación que existe entre todos. Es como una suerte de coreografía dramática donde cada actor lucha por ganar la atención del público. Todos tienen su encanto y rápidamente se ganan el cariño de la audiencia. La puesta en escena del film es bastante sólida, casi clásica, donde todo el peso recae sobre el guión y las actuaciones. La música, más alláde la nostalgia que despertaráen algunos, acompaña a toda la historia como muy pocas películas lo logran, sirviendo como una suerte de narrador silencioso de todo lo que ocurre. Christian Bale calvo y con barriga nos da un registro emocional que desconocíamos de él. Amy Adams por primera vez se comporta como una femme fatale y nos seduce desde el primer momento. Jennifer Lawrence nos da otro papel de loca que no se parece a los anteriores. Bradley Cooper sigue ganándose nuestro respeto junto con Jeremy Reener quienes, a pesar de no tener nominaciones al Oscar, encajan perfectamente en la película al lado de los otros personajes másraros. Escándalo americano estáen mi lista de favoritas para los Oscar de este año.

    Lo mejor: el cast y sus actuaciones, de lo mejor del cine contemporáneo. Elsoundtrack está de antología. Ver a Amy Adams y Jennifer Lawrence en todo su esplendor. El guión es una cátedra de conflictos sin ser artificioso. Todas las secuencias con música son inolvidables.

    Lo malo: tarda un poco en arrancar, pero luego la historia te engancha. El final puede decepcionar a los amantes del drama. Ver un poco más del personaje de Robert De Niro en pantalla no hubiese estado mal.

    Veredicto:
    David O. Russell ha sabido sorprender con cada película que hace. Desde su regreso al ruedo con The Fighter ha ido in crescendo como director y guionista. Escándalo americano es, sin duda alguna, su trabajo más maduro. De lo mejor de las nominadas al Oscar. Le doy 5/5.